3.9.08

Incredible.. But True

Días antes de su muerte, Albert Einstein estuvo en el hospital ingresado y mantuvo una curiosa conversación con una de las enfermeras que lo atendía.

La enfermera se reclinó para acomodar las sábanas del profesor, y dejó entrever un crucifijo colgado de su cuello, a lo que Albert respondió:

- ¿Cree en Dios?

- Sí, ¿Y usted?

Albert se quedó callado, a lo que la enfermera insistió:

- ¿Usted.. Cree?

- ¿Que si creo que hay alguien planeando la vida de Albert Einstein? No. Aunque aveces pienso que puede que me haya llevado por la senda del jardín.

- ¿Pero no hizo Él el Jardin?

- Creo que Él es el jardín

- ¿Y no es el jardinero también?

- Sí. Y llevo toda la vida intentando pillarle trabajando.

3 comentarios:

Liet-Kynes dijo...

La verdad es que conversaciones sobre Einstein o atribuidas a él hay miles... pero bueno, lo que no cabe duda es que fue un hombre muy grande XD como científico y como persona... y la verdad es que el pobre o pasó un poco mal al final de su vida... pero bueno, me imagino que nada es perfecto...

Edrimaglar dijo...

He descubierto tu blog por casualidad pero tendré que pasarme a leer más a menudo por aqui.
Imágenes bonitas (me encantan las de Victoria Francés), buena lectura, agradable, relajante.
Me gusta.

Glorfindel dijo...

Muy interesante lo que has puesto. Me pasaré por aquí siempre que pueda. Un saludo! :)