22.8.08

Las crónicas sin tiempo -3-


"Si uno no se quiere a si mismo ¿quién le querrá? El problema es cuando quieres a alguien más que a ti mismo. Eso si es un problema, y tú eres el foco de la tempestad. Sin embargo ya me ves, me amarro a lo que puedo, solo por intentar ver si como en un huracán hay una luz y una calma en el centro. Solo tienes que llamarme de verdad y yo entraré en ella, aunque el viento lo arrastre todo, jamás se llevará mi espíritu ni mi lealtad. Si no me quieres, déjame marchar te lo pido, la soledad me busca, y los caminos hasta ella son gélidos paraisos que me visten y aclaman mi estatua de piedra"